Contáctanos en el +52 56 1151 5141
Prensa

Las cadenas productivas podrían ser un valioso estándar de cooperación

Compartimos la presentación de Javier Estrada con nuestros agremiados. Verla aquí >

“En México, siempre ha sido un ideal que las empresas de servicios logren conformar cadenas productivas, aunque sea en algunos productos y que esto se convirtiera en un verdadero estándar de cooperación de Pemex”. Así lo expresó Javier Estrada, reconocido analista petrolero y director de Analítica Energética en el Webinar para presentar las perspectivas hacia 2025 en materia de hidrocarburos en México, el cual fue organizado por AMESPAC para sus agremiados.

Javier Estrada destacó la necesidad de que se encuentre un mecanismo comercial para que las empresas que están en aguas someras y terrestres usen, preferentemente, un mayor porcentaje de contenido nacional.  “Es un debate muy fuerte porque siempre se discute que el contenido nacional es sinónimo de mayor costo, pero la experiencia en otros países muestra que a la vuelta de varios años repercute en una mayor solidez de abasto de los productos y de gente competente que puede contribuir con los desarrollos de las empresas. Creo que debería plantearse de nuevo y buscar el apoyo definitivo del gobierno quien debería estar interesado en este sector. También hay un enorme potencial en gas natural”.

Al analizar las perspectivas hacia 2025 con base en los datos oficiales de Pemex y del sector privado en materia de Exploración y Producción, Javier Estrada advirtió que “México cuenta con reservas petrolera que, al ritmo de producción actual, alcanzarían para 10 años; sin embargo, en el país también existen buenas reservas 2P, por lo que sí sería posible incrementar la producción a mayor nivel del actual, siempre y cuando se tomen a tiempo las medidas adecuadas para ello”.

Explicó que las reservas probadas (1P) de petróleo del país han ido en declive desde 2015 a 2021, año en el que se ubicaron en 22,847 MMbpce. “Sin embargo, tenemos unas buenas reservas 2P (probables) para 18 años, las cuales son accesibles y podrían desarrollarse con cierta rapidez, lo que abre la posibilidad de aumentar la producción a mayor nivel del actual”.  En cuanto a las reservas 3P (posibles) alcanzarían para 27 años, pero su desarrollo requiere mayores niveles de inversión.

Con todos estos recursos se infiere que el territorio mexicano todavía tiene un gran potencial de producción, pero en su mayoría son No Convencionales y en aguas profundas que son costosas de producir. En cuanto a la producción actual esta es muy inferior al total del consumo y cuesta trabajo volver a aumentar la producción y más aún, mantenerla al ritmo de crecimiento que se espera tener en la economía. “En paralelo vemos que en el sector privado se observa un incremento en la producción que sube de 50 mil a 100 mil barriles, eso refleja que la participación de los privados comienza a ser significativa”.

“Por todo ello se infiere que es necesario relanzar las rondas si es que queremos atraer ese tipo de inversión o proponer unas nuevas soluciones que sean de interés para inversionistas a fin de aprovechar los cuantiosos recursos de hidrocarburos que tiene México”.

Compartimos a continuación la presentación de Javier Estrada con nuestros agremiados:

El siguiente contenido solo es accesible para miembros.
Loading…

También de interés:

Nuestro sitio web utiliza las cookies necesarias para ayudarnos a garantizar que funcione como se espera, cookies analíticas opcionales para ayudarnos a comprender cómo los visitantes lo usan y funcionalidad opcional y cookies de orientación para brindarle la mejor experiencia. Puede obtener más información sobre nuestro uso de cookies y tecnologías similares, sus opciones y cómo administrarlas revisando nuestro Aviso de cookies. Al hacer clic en Aceptar, acepta nuestro uso de cookies y tecnologías similares como se describe en nuestro Aviso de cookies.    Más información
Privacidad
Escríbenos